UN PIANISTA EN LA FARMACIA

Hace unos días, entré en una farmacia de la Gran Vía de Bilbao… y entre cajas de medicamentos, papillas de bebé, tratamientos para el cutis y preservativos (ojo, caja de doce más funda de piel, 11’50 euros, ver foto)estaba… él. Él, con su teclado, interpretando una canción de melodía suave. Una especie de hilo musical al natural. Afuera, los niños y los papás, disfrazadísimos -porque en Bilbao el carnaval es un acontecimiento social- gritaban, reían, se hacían fotos… Pero dentro, el músico (me pareció Andy Chango de un primer golpe, pero me acerqué y claro, no era Andy Chango) sosegaba el ánimo de quienes llegábamos al mostrador en busca del ansiado medicamento -pastillas para la garganta, en mi caso- pulsando las teclas con parsimonia, deleitándose en cada nota.
Me pareció una iniciativa original y curiosa. Y por eso te lo cuento.

Anuncios

Acerca de Fernando Olmeda
Journalist and writer

One Response to UN PIANISTA EN LA FARMACIA

  1. Anonymous says:

    muy chulo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: