SANTI MILLÁN, EN CALZONCILLOS

Se estrenó anoche “Uau!”, un programa de Cuatro para un segmento minoritario de espectadores, esos que tienen el valor de quedarse delante de la pantalla más allá de la una de la madrugada. De arranque, lo respeto. Pueden hacer con su dinero (bueno, el de Telecinco) lo que quieran. Pero mucho me temo que será una propuesta tan efímera como otras del mismo corte que le han precedido. Poco se distingue de otros programas de tarde o late-night fracasados de Cuatro: presentador/a resulton/a, invitados que le siguen el rollo y colaboradores que interpretan guiones previsibles y repletos de chistes… privados. Claro, que también podrían darle un Ondas el año que viene, que todo es posible en la industria de la televisión.

Anoche, Santi Millán arrancó con Pilar Rubio como invitada. En el fondo, parecía que Santi estaba promocionando a Pilar (ya sabes, las sinergias…) más que al revés. La reportera elevada a categoría de showwoman lo dio todo, estuvo generosísima, participativa. El debutante -la estética CQC envuelta en neones tipo Las Vegas ya anuncia originalidad limitada- también se esforzó por atraer la atención del espectador. Meritorio. Ahora bien: tuvo el valor de quedarse en calzoncillos delante de su invitada. Pienso que si tiene que utilizar este recurso en el primer programa, no sé qué tipo de sorpresa va a reservar para programas sucesivos. Un presentador casi desnudo en un estreno (salvo la citada prenda y unos calcetines negros) me suena a quemar las naves antes de tiempo.

A esa misma hora, Buenafuente recurría a su brillante cosecha de colaboradores (y como siempre, algún amiguete, esta vez Joaquín Cortés) para llenar el programa. Promocionó el libro de Jordi Évole (no hay showman sin libro) y rescató algunos de los mejores momentos de “Salvados”, un programa que ha ido ganando enteros con el paso del tiempo y que, en mi opinión, está entre los mejor trabajados del panorama televisivo. A nadie, en el equipo de “Uau!”, se le ocurrió hacer algo así. Más fácil es hacer coñas de andar por casa que inventar.

Tuvimos que esperar hsta muy tarde para asistir al cénit de la noche. De nuevo, humor inteligente, originalidad sin necesidad de hacerse el gracioso. Buenafuente inauguró sección: una versión actual del histórico programa “A fondo” de Televisión Española. Andreu se convirtió en Joaquín Soler Serrano y Berto Romero en Salvador Dalí. Desternillante. Fue otro de esos grandes momentos que, creo, deberian pasar al archivo de coleccionistas (en Youtube quizá ya esté a esta hora). Cuando acabó Buenafuente, me fui a dormir. Santi y sus amigos seguían haciendo chistes malos sobre la actualidad.

“Uau!” obtuvo el aceptable share de los debutantes (puedes ver las audiencias en www.vertele.com), pero mucho me temo que mantenerlo no va a ser nada fácil.

Telecinco
CSI: Cambios -reposición-: 22.1% y 1.613.000 espectadores
CSI: Agente blue -reposición-: 24.5% y 913.000

Antena 3
Informe DEC: 11.6% y 641.000

laSexta
Buenafuente: 9.5% y 501.000

La 1
Repor: 8.3% y 771.000

Cuatro
UAU!: 7.9% y 361.000

Anuncios

1 comentario en “SANTI MILLÁN, EN CALZONCILLOS

  1. Felicidades por este blog. Agradezco que cuando anuncian crítica televisiva hablen, como se hace aquí, de guiones, decorados, iluminación, planos… de televisión al fin y al cabo. Por fin hay algo más que entremezclar las 625 líneas con política (un clásico de periódicos serios) o poner a caer de un burro a la telebasura. Yo aprendo de tv con este blog, gracias Fernando

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close