LOS PECOS, EN TELEVISIÓN Y EN "CONTRASEÑAS ÍNTIMAS"

En la sección “Te acuerdas” del Telediario de hoy han recordado uno de los momentos más destacados del fenómeno fan en España. La fiebre colectiva que se desató con la irrupción de Los Pecos en el panorama musical. Su éxito fue demoleador. En concreto, el video emitido trataba sobre el aniversario de la muerte de una joven durante un concierto del dúo en el Parque de Montjuic de Barcelona.

En mi libro “Contraseñas íntimas” -cuya acción se desarrolla entre 1980 y 1982- introduje una pincelada sobre la importancia que tuvieron Los Pecos en aquellos años. Dos de los protagonistas del libro, Ana y Tobías, asisten a una escena muy similar a la que yo presencié un día, a las puertas de los estudios de la SER en Madrid:

El día en que visitaron los estudios de la SER, hubo de ser requerida la presencia de la Fuerza Pública, y reforzada la plantilla de vigilantes jurados, para contener el ímpetu salvaje de las admiradoras. Enfervorizadas, empapadas en colonia dulzona y tarareando a lágrima viva los estribillos de sus canciones, habían rodeado el portal de la Gran Vía, con el objetivo de lograr a toda costa un autógrafo o un mechón de pelo, aunque una mirada fugaz de Pedro o Javier bastaba a cualquiera de ellas para imaginar que había sido la elegida para una noche de pasión. Quién sabe si para compartir toda una vida juntos. Cuando Los Pecos lograron atravesar la marabunta de quinceañeras, obnubiladas por sueños imposibles, y alcanzaron las instalaciones de la emisora, con el pelo descolocado y las cazadoras de cuero maltrechas por los arañazos y los empujones, estuvieron charlando durante un rato con Tobías y Ana, que se habían sumado al grupo de pinchadiscos de Los 40, alineados en la entrada como si llegara el Presidente del Gobierno.

Uno de Los PecosFrancisco Javier, “el rubio”- asistió a la presentación del libro en Madrid, al igual que Johnny Cifuentes, líder de grupo Burning -también citado en la novela-, que ha aparecido en el vídeo para hablar de aquella época en la que era más importante tocar que pensar en el riesgo que suponía estar a pocos metros de distancia de las admiradoras y sin las medidas de seguridad actuales.

Anuncios

Acerca de Fernando Olmeda
Journalist and writer

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: