SOBRE EL FOTOPERIODISMO

Una reflexión sobre el fotoperiodismo, al hilo de la concesión del World Press Photo al reportero español Samuel Aranda. La incluí en mi libro “Gerda Taro, fotógrafa de guerra”:

“El fotoperiodismo es una ventana móvil que los fotógrafos transportan por el mundo. A través de su trabajo, los ciudadanos se asoman a esa ventana y ven una realidad horrible. Porque el mundo ha sido y es un horror continuo, y los fotógrafos, fotoperiodistas y reporteros de televisión han estado y siguen estando ahí para guardar esas imágenes en la historia y en nuestras conciencias. Son los ojos de la guerra (1) y sienten una obligación moral para con las víctimas, cuyo destino sería aún peor si no hubiera testigos. El horror no tiene medida. Las exposiciones de fotografía, y certámenes como el World Press Photo, con su acumulación de instantáneas de muerte, destrucción, hambre, miseria y abandono, dejan a veces la sensación de que nada cambia en un mundo que destila demasiado sufrimiento, demasiada crueldad. Después de acudir a muchas guerras, Christine Spengler no ha encontrado una respuesta que explique por qué el ser humano es cruel con sus semejantes.”

Anuncios